Panal con Miel

El panal de abeja o bresca son las celdas donde las abejas depositan la miel. El panal con miel son porciones de este celda con la miel sin extraer.

El panal de miel de abeja es un auténtico placer que todo el mundo debería probar al menos una vez en la vida. Suele gustar a todo el mundo que la prueba, incluidos los más pequeños de la casa. Consumir miel en panal no deja indiferente a casi nadie.

Es un auténtico regalo de la naturaleza para nuestra salud y es muy recomendable para prevenir y combatir enfermedades de tipo respiratorias como el resfriado, la gripe o alergias primaverales.

Al estar en su estado más natural, la miel en panal de abeja no ha sido manipulada, y así mantiene todas sus propiedades nutricionales y medicinales. Cuando la miel se encuentra todavía en su panal, a parte de la miel, también se pueden encontrar otros alimentos como el propóleo, el polen, la jalea real o la cera. El conjunto de todos estos alimentos hace que se convierta en un auténtico súper alimento.

Propiedades del panal de miel

Varios estudios científicos demuestran que la miel en panal ayuda a regular los niveles de colesterol. También ofrece efectos antioxidantes y nos protege órganos tan vitales como el hígado. Se ha comprobado que consumir panal de miel mejora notablemente las funciones hepáticas. Otra de las propiedades que posee es que ayuda a regular los niveles de glucosa de nuestro organismo.

Por supuesto no podemos olvidar que todos estos beneficios que hemos mencionado, tenemos que añadir otros beneficios como la mejora del aparato respiratorio y cicatrización de heridas, un magnífico antiséptico y antiinflamatorio natural que posee la propia miel pura.

Beneficios de la miel en panal

El panal con miel es altamente recomendable para tratar o prevenir la mayoría de las numerosas enfermedades típicas de las estaciones más frías del año como resfriados, gripes, dolor e infecciones de garganta, prevención de sinusitis, otitis y reducción de los síntomas de la alergia primaveral.

Cómo se come la miel en panal

Para comer el panal de abeja, lo normal es poner un trozo en la boca, masticarlo como si de un chicle se tratara hasta extraer toda la miel. Aunque si nos tragamos la cera no puede hacer ningún daño, lo mejor es sacarla y tirarla cuando ya no queden restos de miel.

Otra forma de consumir este tipo de golosina natural es filtrando la miel del panal mediante una gasa, aunque de esta manera se pierden muchos nutrientes y propiedades de los que nos podemos beneficiar al consumir la miel directamente masticando panal.

Cuando tomar miel con panal

El mejor momento para consumir la miel en panal es en el cambio de estaciones y así poder prevenir las primeras congestiones nasales, molestias de garganta o de oído. También la recomendamos comer un mes antes del inicio de la primavera a todas aquellas personas alérgicas al polen.

Quien no debe tomar miel en panal

Las personas alérgicas a los hemípteros, siempre asociado a alergias muy severas, deben evitar comer miel en panal ya que puede haber restos de algún aguijón de abeja. Tampoco está recomendado para niños menores de 18 meses.

Tienda online

Para garantizar que no se han añadido productos químicos. Lo aconsejable es comprar directamente a apicultores artesanos.

Esto es justo lo que te ofrecemos aquí en el Rebost de l’Avi Lluís. Somos una empresa familiar con más de tres generaciones dedicadas plenamente a la apicultura, por lo que puedes comprar en nuestra web la miel en panal de abeja con toda la confianza y garantía.

Envio Gratuito Entrega 24-48h Pago Seguro Llamanos WhatsApp